Consejos de buenos modales en la mesa para niños

  

Hora de la comida, ¿hora del zoológico?

Cuando los pequeños conviertan las comidas familiares en mini desafíos, ten en cuenta nuestros 5 mejores consejos para que coman felices y se comporten en la mesa.

1. Explícale porque los modales importan

Todos queremos darle a nuestros hijos las habilidades que necesitan para tener éxito en la vida y los buenos modales en la mesa es una de esas habilidades. Pero los niños comen para recargar energía y no para impresionar. Así que a medida que van creciendo, intenta explicarles que los buenos comportamientos, les ayudarán a sentirse en casa; ya sea , comiendo con la familia, en casa de un amigo o cenando en un restaurante elegante.

2. Muéstrales como se hace

Tener comidas familiares es la mejor forma de enseñar buenos modales. Puedes dar ejemplo al hablar educadamente en la mesa, evitando discusiones o alzando la voz. Diciendo “por favor” y “gracias” al pedir que pasen los alimentos. Les puedes enseñar el respeto por los demás en la mesa al no mirar tabletas, enviar mensajes de texto, ver televisión o levantarse para hacer otras cosas mientas están comiendo.

3. Siempre sé consistente

La consistencia ayuda a hacer de los buenos modales un hábito, por lo que cada vez que introduces un comportamiento en particular, establece expectativas y utiliza recordatorios amables para reforzarlo. Diles “gracias” por esa segunda porción de arvejas o entrégales un cubierto si están utilizando los dedos. Y no intentes introducir más de un par de comportamientos nuevos al mismo tiempo, será mucha información para que ellos procesen.

4. Refuerza el buen comportamiento

Amablemente felicita a tu hijo por comportarse bien en la mesa, por ejemplo cuando se sienten bien y piden educadamente las cosas. Y sé específica acerca de qué fue lo que te impactó (¡para que ellos puedan repetirlo!). Pero no exageres las felicitaciones, para que no sientan que son el centro de atención cada vez que se sienten a compartir una comida.

5. Sé paciente

Sé paciente. Los niños no aprenden modales en la mesa de un día para otro, esto toma años de práctica. Así que sé paciente y no te estreses por esto. Habrá muchos contratiempos y errores en el camino, pero a medida que se enseñan y observan buenos modales, tu hijo también comenzará a desarrollarlos. Usa mucha orientación amable, nunca los regañes o avergüences, sólo corrígelos  con cuidado, mantén la calma y continúa comiendo.

You may also like

Niños más Activos

Haz clic aquí para tips sencillos con actividades que te permitirán mantenerlos activos.

Niños más saludables

Haz clic aquí para consejos prácticos que ayudarán a que se enfermen menos.

Pregúntale a Emulsión de SCOTT®

¿Eres una mamá curiosa? ¿Tienes preguntas para nosotros? Haz clic aquí para leer algunas de las preguntas que nos hacen con mayor frecuencia